Noticias

Etiquel. La innovación, la clave de su crecimiento.


2017 fue el año de la internacionalización de ANFEC, que empezó un movimiento de aproximación a las empresas portuguesas fabricantes de etiquetas para aumentar sus asociados en el marco de una entidad con clara vocación ibérica, más que nacional. Todo ello cristalizó en el reciente XX Congreso Anual, que tuvo lugar en Oporto, y al que asistieron ya en calidad de miembros los representantes de algunas empresas lusas. “ANFEC ya es una asociación ibérica más que española”, afirmó el presidente, José Ramón Benito, en la inauguración del Congreso.

Desde Infopack hemos querido recoger el testigo y conocer, a través de Etiquel, reconocido fabricante de etiquetas para vinos, que encarna como ninguna otra compañía valores como modernidad y frescura, los entresijos del mercado luso de la etiqueta autoadhesiva. Lo hicimos en compañía de representantes de Miyakoshi Europe, para conocer el enorme salto para Etiquel que supuso la instalación de la semirrotativa offset UV Miyakoshi MLP13H, con un crecimiento del negocio del 30%. tanto es así que ya se está proyectando incorporar una segunda de cara al año que viene.

 

Del textil a la etiqueta enológica de alta calidad

Ubicada en la localidad de Alfena, a muy poca distancia de Oporto, Etiquel ha tenido curiosa y destacable evolución. Esta es su historia, contada por Celestino Costa, gerente y alma máter: “Etiquel fue fundada en 1982 por mi padre y se especializó en la fabricación de etiquetas textiles, primero tejidos impresos y más tarde también en cartón. Siempre hemos intentado hacer cosas diferentes, también en este mercado, es un sello de la casa. Recuerdo una vez, hace unos 15 años, que me pidieron poner unos brillantes de Swarovsky en una etiqueta de tejido. Me encantó hacerlo, fue todo un reto ver hasta dónde se podía llegar en ese soporte. Entonces vino la crisis del textil en Portugal que fue terrible y nos tocó de lleno. Mi padre intentó vender Etiquel y yo decidí crear mi propia empresa y empecé por lo que sabía hacer mejor, las etiquetas textiles. Al segundo año, quintupliqué los resultados y compré más maquinaria. Mi sueño era comprar la empresa a mi padre. Mientras, mi padre no conseguía vender Etiquel y por aquel entonces empezó a hacer etiquetas de vino, pues había visto que ese mercado ofrecía unas posibilidades muy buenas de crecimiento. Entonces por fin le planteé la compra y él, que había visto cómo había levantado una empresa y crecido tanto en ese tiempo, se mostró orgulloso y, después de estudiarlo, decidió venderme la empresa. Así fue como compré Etiquel, la compañía creada por mi padre. Él siguió haciendo vinos y yo textil, hasta que este mercado cayó totalmente y yo también di el paso hacia el vino. Compré una máquina offset y a partir de ahí todo cambió en la empresa”.

 

Tres generaciones de Etiquel: Celestino Costa junto a sus hermanas, padre e hijo, que componen el staff familiar de una empresa volcada en el servicio a sus clientes.

 

¿Por qué se decidió Celestino Costa por el offset como sistema de impresión? “Para mí es la tecnología que permite más calidad en una amplia variedad de trabajos. El vino es un mercado muy exigente, con papeles con mucha textura, muchos Pantones, y yo desde siempre he visto que con el offset es muy fácil trabajar esto. Conocía bien la tipografía, conozco más o menos la flexografía, y veo que la simplicidad del offset es imbatible. Es muy sencillo poner un papel e imprimirlo, sea como sea. Incluso trabajar con preimpresión offset es completamente distinto que con otros tipos de tecnología y eso me ayudó bastante. Además, nosotros siempre hemos tenido más semirrotativas, nunca rotativas, por lo que para mí ha sido muy sencillo entrar en el offset, porque empecé en el offset y sigo en el offset”. Con esta tecnología, bien gestionada, Etiquel es capaz de dar respuesta a la práctica totalidad de los trabajos que le llegan: “quizás algún trabajo podría pedir un poco de flexo, pero en Portugal hay pocos de estas características. Yo hago pequeñas cantidades y medianas, por eso el offset, por la estructura que tengo y los clientes que busco, es tan importante para mí. Es simple y fácil para las pequeñas y medias tiradas, que son las más habituales en el mercado portugués”.

 

El salto con Miyakoshi

La tecnología semirrotativa offset UV de Miyakoshi está diseñada especialmente para tiradas medias y cortas de etiquetas de alta calidad y ese tipo de producto encaja muy bien en el espacio Iberia donde destacan los mercados del vino, aceite y bebidas”, aporta Michel Madoz, Marketing Manager en Miyakoshi Europe. “Con la Miyakoshi llevamos dos años y estamos muy contentos, porque la máquina nos cambió”, afirma Costa.

 

Celestino Costa, en el medio, junto a los representantes de Miyakoshi Europe, posan junto la semirrotativa offset UV MLP13H.

 

Concretamente, la semirrotativa offset UV instalada en Etiquel corresponde al modelo MLP13H de Miyakoshi, “el más productivo de Miyakoshi porque aglutina la máxima velocidad de impresión de la gama MLP, pudiendo imprimir a 300 ipm, junto con la longitud de repetición más amplia, de 406,4mm”, destaca David López, Miyakoshi Europe Sales Area Manager. “Por lo tanto, y teniendo en cuenta todas las Miyakoshi MLP pueden imprimir a máxima velocidad mecánica, independientemente de la longitud de repetición, la MLP13H de Etiquel puede trabajar a 121 m/m aproximadamente, en un escenario óptimo de producción. La configuración de la misma se compone de desbobinador, flexo, cuatro offset, hot-foil, un offset, flexo, serigrafía rotativa, troquel Gapmaster K&B y desbobinador; un ejemplo perfecto de las amplias posibilidades de Miyakoshi en construir y fabricar sus semirrotativas según los requerimientos de cada impresor”, explica López.

“Hemos realizado un gran esfuerzo en las áreas comercial, de marketing y comunicación para la introducción de nuestra tecnología en la Península Ibérica y, sólo tres años después, quedan avalados con una parque de maquinaria de 12+1 semirrotativas Miyakoshi ya instaladas (y alguna más “en camino”)”, detalla Michel Madoz. “Además, a nivel europeo, no debemos olvidar que la evolución del offset es muy positiva y alentadora, con un incremento estimado del 4-5%. El mercado de impresión a nivel global se está reduciendo y solamente los mercados de etiquetas y packaging presentan ratios de crecimiento. Pero incluso dentro de esta tendencia de crecimiento, los tirajes dentro del mundo de la etiqueta son cada vez más pequeños y con unas exigencias de calidad crecientes. Es en este rango de producto, etiquetas de muy alta calidad en tiradas pequeñas y medias, donde Miyakoshi cuenta con la ventaja de su experiencia y su tecnología en el desarrollo de equipos offset. Se podría decir que disponemos del producto adecuado en el momento adecuado”, añade.

Algo que, repetimos, es fundamental para las etiquetas de vino. “En el mercado del vino”, relata Celestino Costa, “todos quieren cosas diferentes. Vivimos de la imagen y la etiqueta es a veces incluso más importante que el propio vino. Por eso los fabricantes de etiquetas, proveedores de maquinaria, de papeles, no debemos olvidar que trabajamos en artes gráficas y nuestro obligación es innovar siempre para ayudar a nuestros clientes a diferenciarse”. “Casi tengo la certeza de que los vinos portugueses, en comparación con los de otros países”, prosigue, “son los que han cambiado más de imagen y hace más años, porque quizás han sido los menos reconocidos mundialmente; entonces, hace ya tiempo que empezamos a cambiar la imagen, usando los mejores papeles y acabados, por esa necesidad de venderse mejor”.

  

Muchas veces la innovación consiste de equiparse con las mejores y más versátiles tecnologías; así, durante nuestra visita a Etiquel también fuimos testigos del montaje de una prensa digital HP Indigo, “que estoy convencido de que va a ser un elemento que nos va a ayudar a crecer un poco más y a dar valor a la empresa. No obstante, esta inversión ha sido no tanto para crecer, sino para dar una respuesta mejor a nuestros clientes del vino, porque a estas alturas no necesitamos más clientes, sino servirles mejor”, apunta Celestino Costa.

A día de hoy, Etiquel da servicio a todo Portugal, un país que, como España, y hablando de vinos, está dividido en diferentes denominaciones de origen. “La zona de Vinhos de Douro y do Porto es la más fuerte para nosotros, pero por ejemplo también estamos presentes en Vinhos Verdes, que está creciendo mucho, y por supuesto tenemos presencia en las zonas de Lisboa, Alentejo, Algarve…”, declara Celestino Costa.

 

Innovación, la clave

Nos llevamos una grata impresión de nuestra visita a Etiquel, una empresa que transmite juventud, innovación, creatividad y modernidad y cuya fuente de inspiración se encuentra en la personalidad de Celestino Costa. “En realidad la palabra clave es innovación”, resume el propio gerente, “pues hemos intentado estar al día constantemente. Si no lo haces, no puedes estar en un mercado que va creciendo y demandando cosas nuevas. Tenemos que estar siempre ahí, pensando en crecer con el mercado, acompañando las tendencias que observamos. Si no, nos quedamos atrás”.