Noticias

O.G.A. y Miyakoshi, sólido tándem para la etiqueta de vino


Miyakoshi Printing Machinery, reconocido fabricante japonés de semirotativas offset para la impresión de etiquetas de alta calidad, con una experiencia acumulada de casi 70 años en el sector; apuesta, claramente, por el mercado europeo.

Su semi-rotativa Miyakoshi MLP se está convirtiendo, paso a paso, en todo un referente dentro del mercado de impresión de etiquetas autoadhesivas europeo (Italia, Portugal, Francia, España…). Un claro, y muy relevante ejemplo, es la instalación de 2 Miyakoshi MLP (una de 5 colores y otra de 4 colores) en Tipografia O.G.A. (Officine Grafiche Artigiane); empresa ubicada en Regello, localidad italiana de la provincia de Florencia, región de Toscana.

O.G.A. se funda en 1961 como imprenta tradicional y desde hace más de dos décadas está presente en el sector de las etiquetas a bobina y a hoja. En 2002, adaptándose a las cambiantes demandas del mercado mundial, y aprovechando su experiencia en el ámbito de la impresión, O.G.A. se especializó en el mercado de las etiquetas

“La empresa aprovecha la experiencia y la competencia adquiridas con el paso de los años y las convierte en el punto fuerte de su propia producción. Actualmente, O.G.A. dispone de una red de ventas propia, atenta a las demandas de los clientes, siempre presente cuando y donde se le necesita, y capaz de adaptarse a los plazos de producción y entrega más exigentes. Ya sea entre los mejores Chianti o vinos de Veneto, estamos siempre al lado de las empresas vinícolas, listos para actuar” nos explica Sabatino Bonchi, Gerente de OGA.

Miyakoshi MLP es una semi-rotativa offset UV pensada para la impresión de etiquetas de alta calidad en tiradas cortas y medias y está disponible tanto en offset UV como en UV waterless (MWL).

“En Italia, el sector de etiquetas ha sabido, de forma mayoritaria, adaptarse a la nueva situación, consecuencia de la crisis económica vivida en los últimos años y de las nuevas exigencias de sus clientes. Nuestra industria del vino sigue en una tendencia creciente gracias a la alta calidad de nuestros vinos. Precisamente por ello, existe la necesidad y obligación de presentar su producto con etiquetas de más valor añadido y sofisticación con el objetivo final de dotar de mayor diferenciación a su producto final” afirma Sabatino Bonchi.

“La clave del éxito de la etiqueta es garantizar el impacto y la visibilidad del vino en distintos entornos. Es por ello que, por una parte, se han destinado más recursos a vestir el envase con etiquetas más llamativas y de mayor calidad” remarca Sabatino.

La industria de etiquetas está experimentando un crecimiento sostenido, con la recuperación del consumo interno y el impulso de las exportaciones como principales causas, que puede resumirse en más pedidos pero menos cantidad por cada pedido. Cada vez más, el cliente diversifica y personaliza las partidas, por lo que demanda volúmenes de etiquetas más pequeños, con un precio competitivo y una entrega en tiempo récord.

“El mercado de impresión de etiquetas está exigiendo una producción eficiente de tiradas cortas, y la semi-rotativa Miyakoshi produce, en muchos de nuestros clientes, tiradas cortas de alta calidad desde tan solo 350-400 metros a velocidades de hasta 60 m/min. Es habitual que múltiples trabajos se distribuyan en toda la anchura de la máquina. Muchos impresores Miyakoshi están utilizando nuestra semi-rotativa de forma muy parecida a una máquina de impresión digital. La puesta a punto es corta, y las zonas de apertura de la tinta se preajustan partiendo directamente del material en formato PDF. Los costes de las planchas offset son prácticamente insignificantes. Todos los procesos de acabado (barnizado simple, troquelado, laminado y estampado en caliente) para la máquina Miyakoshi se completan offline” nos detalla Yuichi Ikeda, Director General de Miyakoshi Europe.

La demanda en Europa se duplicó entre 1996 y 2013, llegando a superar los 6.000 M m2, y con previsiones de crecer otro 5% en 2014, según datos de Finat. De hecho, la demanda mundial de las etiquetas aumentará un 4,9% anual, hasta alcanzar los 57.700 M m2 en 2018, con un valor de mercado de 114.000 M$. Son cifras de diferentes fuentes y estudios que hablan de la salud y futuro del mercado de la etiqueta tanto a nivel nacional, europeo como mundial afirma Enrique R. García; Director Comercial de Miyakoshi Europe.

“Tras analizar el mercado de las máquinas de impresión, O.G.A. optó por Miyakoshi porque se adapta perfectamente a nuestras necesidades de calidad, precisión y máxima exigencia. La Miyakoshi MPL satisface nuestras demandas técnicas tanto para etiquetas industriales como de alta calidad, requisitos que deben cumplir las etiquetas para vinos. Su elevada velocidad de producción, longitud de repetición y alta calidad de impresión son sus aspectos más destacados. Si tuviera que describir con sólo una palabra Miyakoshi, diría calidad; porque aúna y resume perfectamente tanto las características mecánicas como de rendimiento de la máquina” puntualiza Sabatino Bonchi; Gerente de Tipografía OGA.

“A la vista de la situación actual de mercado, en O.G.A. confiamos en la tecnología offset. Las necesidades del mercado vinícola se pueden satisfacer a la perfección con tecnología offset, incluso en tiradas cortas, tal como ya hacemos. El proceso offset nos permite imprimir tiradas cortas de alta calidad” concluye Sabatino.